fbpx

Videntes buenos y malos

Esta es la guía definitiva para distinguir un verdadero y auténtico vidente del que no lo es, imprescindible para poder realizar una consulta con la seguridad de estar en buenas manos

 

El auténtico vidente acierta algo de tu pasado o de tu presente antes de predecir tu futuro, mira tu pasado para situarse en tu vida y para comprobar él mismo que está conectando bien contigo. El falso-vidente se va directamente a predecirte el futuro, no mira nada de tu pasado ni tu presente, se lanza directamente a hacerte su predicción de futuro, sin ponerse en antecedentes mirando tu pasado y sin comprobar él mismo si te está acertando algo.

 

Un profesional honesto reconoce que puede ser que no esté conectando contigo por el motivo que sea y en ese caso, será él mismo quien pare la consulta y te ofrezca alguna solución. En cuanto a los falsos videntes, hay de dos clases, si se trata de un estafador alargará la consulta todo lo que pueda aunque le digas que no te está acertando; pero si es de los que se CREE vidente sin serlo, probablemente se pondrá arrogante y prepotente si le contradices, ten en cuenta que él realmente CREE que acierta.

 

El vidente de verdad no basa la consulta en preguntas, puede preguntar algún detalle muy concreto para matizar algo que no está del todo claro si piensa que eso ayudará en la interpretación, pero nada más (algo como “veo que tienes un hijo, sé que es pequeño pero solo me sale como bebé ¿es niño o niña?). En cambio, los falsos-videntes empiezan la consulta directamente haciendo preguntas de todo en general (¿estás trabajando?, ¿tienes pareja?, ¿tienes hijos?).

 

Un buen y auténtico vidente RECONOCE QUE NO ES INFALIBLE, sabe que tiene un alto porcentaje de aciertos, pero conserva la capacidad de estar abierto a cualquier giro de los acontecimientos, esto le hace ser cauteloso en su predicción. En cambio el falso-vidente suele pecar de ego, resulta orgulloso, altivo, insiste en tener razón, aunque los acontecimientos demuestren lo contrario.

 

El vidente sano y honesto es una persona normal, natural, es de trato cordial y amable, porque no se considera a sí mismo por encima de ti, es una persona realista, razonable, de mente abierta y que no te juzga. El falso-vidente suele resultar presuntuoso, prepotente, egocéntrico, llegando en algunos casos a ser claramente maleducado.

 

El auténtico profesional de la videncia no da sus predicciones como sentencias, sino que comprende que la vida está en constante movimiento y que la verdadera utilidad del Tarot es mostrar lo que está oculto en cada situación, para poder tomar mejores decisiones en cada momento. La persona que no tiene un verdadero don carece de esa sabiduría, da sus predicciones como sentencias y al no tener una vocación real de ayuda, no utiliza el verdadero poder del Tarot, que es el de ayudar a tomar mejores decisiones.

 

Otra característica del vidente auténtico es su empatía, por su propia vocación de ayuda, le sale solo el tomar tu problema como si fuera suyo, se implica contigo, pone todo su interés en resolver o esclarecer tu problema. Al falso-vidente le resultas indiferente y se nota, no se pone en tu piel, no presta atención a cómo te sientes, no se toma en serio tu problema, te presta tan poca atención que ni siquiera recuerda a un mismo consultante de un día para otro.

 

El verdadero vidente tiene un don: el de la clarividencia, es por ese don por lo que puede interpretar sutilezas y variaciones, no se limita a recitarte el significado de sus cartas, sino que puede captar cuando una carta está indicando una cosa y cuándo la misma carta toma otro significado. La persona que no tiene el don de la clarividencia simplemente asocia el Tarot con un conjunto de frases que va diciéndote conforme destapa cartas, simplemente recita los significados de las cartas, cayendo en su interpretación en la repetición y en los tópicos.

 

Por último, un vidente de verdad tiene un enfoque positivo pero realista a la vez, trata de sacar lo mejor de cada situación, por su propia vocación de ayuda tratará de forma innata de ayudarte a enfocar positivamente tu situación para que puedas comprenderla y afrontarla de la mejor manera posible, pero manteniendo los pies en el suelo. Los falsos videntes suelen irse a los extremos, o te pintan un futuro de color de rosa nada realista o hacen una interpretación de tu vida tan negativa que dan ganas de salir corriendo, sencillamente tratan de captar tu atención impresionándote con el extremo positivo o negativo y sin ninguna base de realidad.

 

 

DSC_7814Veronica Camino (Vidente y Tarotista. Directora de TAROT CAMINO REAL)
Te garantizo personalmente que todos los Tarotistas de esta consulta son auténticos videntes, probados, formados y supervisados directamente por mi.

 

Videntes buenos y malos
3.8 (76.67%) 24 votos
Call Now ButtonLLAMAR
WhatsApp WhatsApp
Ir al contenido